Daniel Pabst nació en 1971 en Viena. Comenzó a trabajar de fotógrafo en la galería de su padre, Galerie Michael Pabst, en Munich. Ha mostrado su obra en el festival PhotoMonth en Londres (2015), en la exposición Photo::vienna en el Museo de Artes Aplicadas de Viena (2015), en los premios EyeEm Awards en Nueva York (2015), en la Noche de los Museos en Klagenfurt (Austria, 2014) y en la exposición “In der Kubatur des Kabinetts”, en el Kunstsalon im Fluc de Viena, entre otros. Como finalista del premio EyeEm en 2015, la obra de Pabst se expuso posteriormente en Nueva York entre las 10 principales de la categoría “El arquitecto”. Pabst también recibió menciones honoríficas en el Premio Internacional de Fotografía de Moscú (MIFA) en 2015 y en el Premio Internacional de Fotografía de Tokio (TIFA) en 2016. En 2018 fue uno de los 10 ganadores del premio de fotografía del Architekturzentrum Wien por la exposición “SOS Brutalism”.

Pabst también estudió guitarra y composición jazzísticas. Es el cantante y compositor de PABST. Otros grupos en los que Pabst ha participado son Noisy Town Groove (con el baterista y compositor Lukas Ligeti), Trafo (un cuarteto de guitarra eléctrica) y Tricsson (un grupo de música electrónica). Pabst también ha colaborado con Dezibel 6 to 6 String y con la performer Bella Angora en una producción para el Donaufestival en 2013. Trabaja como productor y fundador del sello discográfico 212 Records Pabst y co-compuso la ópera “der automatische Teufel” con Jury Everhartz. Ha dado conciertos durante veinte años por Europa y Estados Unidos en lugares como el Wiener Konzerthaus, Porgy and Bess, el Austrian Cultural Forum de Nueva York, The Stone también en Nueva York, Ancienne Bélgique en Bruselas o B-flat en Berlín, entre otros.

La fotografía arquitectónica de Daniel Pabst a menudo resalta la tensión entre la especificidad de cada sitio y el legado del estilo internacional de principios del siglo XX. En fotografías de distintos sitios en todo el mundo, como Dallas, San Petersburgo o Viena, Pabst se fija en las cualidades formales de esa arquitectura aclamada por su capacidad para ser comunicada de forma global pero inherentemente vinculada a ubicaciones particulares, como se refleja en sus convenciones titulares. Como tales, sus fotografías de edificios cuyas funciones abarcan desde oficinas públicas hasta residencias privadas y todo tipo de construcciones revelan momentos en los que los no-lugares se encuentran con los lugares.