La plaça invertida. Un proyecto de Camille Rajotte.

2014_pi_La place inversée (7)

El proyecto La plaza invertida se ha inspirado en la Plaça del Diamant del barrio de Gràcia de Barcelona. Se trata de una instalación temporal que consta de una estructura geométrica constituída por una plataforma y pequeños módulos, viene a ser una inversión de la topografía de esta plaza pública y de los edificios colindantes. La base de esta estructura representa un techo ficticio encima de los edificios. La altura de la plataforma y los módulos es proporcional a la distancia entre el techo ficticio y, respectivamente, la plaza y los edificios. Dicho de otra manera, se trata de una representación del vacío que deja la plaza en el tejido urbano y del vació que se encuentra encima de los edificios. Así pues, dado que la estructura invierte el espacio real, como más alto sea el edificio, más baja será su representación modular. Es decir, la estructura traduce el entorno arquitectónico en una versión invertida y a escala reducida.

Entra la escultura y el mobiliario urbano, este proyecto se ha concebido como una pausa en el movimiento constante, invitando a la gente a pararse, a interrogarse, a sentarse y, sobretodo, a poner más atención en el entorno urbano que uno ocupa. Así, de manera lúdica e intelectual, esta obra concebida a la medida de la Plaça del Diamant, permitirá que los vecinos y vecinas del barrio y los visitantes observen con otros ojos este espacio que habitan o visitan.

Cabe decir también que esta obra no es solamente una escultura que ocupa un lugar en este espacio público, ya suficientemente lleno, sino que se articula a la vez como mobiliario urbano. Las personas serán invitadas a sentarse sobre diferentes niveles de la estructura al mismo tiempo que se programarán algunas acciones artísticas, hecho que puede animar la vida del barrio, con una oferta cultural ya abundante.

Este proyecto, realizado en colaboración con la residencia de artsitas espacio de creación Jiwar Creació i Societat, ha sido finanzado por el Consejo de las Artes y las Letras de Quebec (principal apoyo institucional), el Ayuntamiento de la ciudad de Quebec y la Oficina de Quebec en Barcelona. En todo momento, el proyecto ha tenido la aprobación del distrito de Gràcia.

Quiero agradecer especialmente a Mireia Estrada, María-Jesús Bronchal y Fernando Bravo su apoyo en este proyecto.

Con el apoyo de:

logo_calq_violet-1Première Ovation-H-RGB

Bureau du quebec